29/03/2023

Azucena Marquínez: “Aportamos soluciones sostenibles en todos los proyectos”

En KREAN más de 400 profesionales trabajan cada día para crear, desde la ingeniería y la arquitectura, infraestructuras y espacios que tengan un impacto positivo en la vida de las personas. Azucena Marquínez, Ingeniera de Caminos y Directora del área de Ciudad y Territorio de KREAN, nos habla sobre cómo se enfoca ese apasionante trabajo y los valores que lo sostienen.

¿En qué consiste, a grandes rasgos, el trabajo que se lleva a cabo desde el área de Ciudad y Territorio de KREAN?

Trabajamos en un campo muy amplio para dar respuesta a las demandas de la sociedad. Por eso dedicamos mucho esfuerzo a observar lo que necesita, qué requiere, cómo es de cambiante y hacia dónde va. De ahí que gran parte de nuestro trabajo se dirija a la administración pública, responsable principal de la gestión del territorio, ofreciendo soluciones que van desde el urbanismo y las hojas de ruta del cambio climático, hasta la planificación o el desarrollo urbano, pasando por el acceso al agua potable, el saneamiento, el transporte, etcétera. Sea en proyectos públicos o público-privados, desde KREAN trabajamos para dar soluciones sostenibles, eficaces y duraderas a la sociedad.

 

¿De qué tipo de soluciones estamos hablando?

Nuestro trabajo empieza en la idea, con la consultoría, bocetando conceptos desde los cuales vamos bajando en escala, al urbanismo, a la ingeniería, transformando esas ideas en proyectos constructivos que integran los conceptos que demanda la sociedad, como la sostenibilidad, la inclusividad o la seguridad, para acabar generando soluciones resilientes y duraderas. Finalmente acompañamos en la ejecución. Ese es nuestro legado a la sociedad. El compromiso de KREAN con la sostenibilidad se refleja al integrar este valor de manera constante y sostenida en todas las fases de proyecto. Es un fundamento ya asentado en nuestra organización y cultura de empresa, responde a lo que pide la sociedad y a lo que demandan las políticas que se están implementando a nivel europeo. Aportamos soluciones sostenibles en todo lo que hacemos.

 

Y esas soluciones empiezan en el diseño.

Eso es. Hablamos de ecodiseño. Analizamos y valoramos la implementación de soluciones y materiales más respetuosos con el medio ambiente, pero también los más sostenibles desde el punto de vista social. Porque en sostenibilidad, además del vector del medio ambiente, tenemos que contemplar el impacto social, con soluciones inclusivas, seguras y duraderas. El ecodiseño implica valorar todo este conjunto de criterios para dar respuestas equilibradas que minimicen los impactos negativos y potencien los positivos. Para resolver un muro podemos contemplar soluciones verdes basadas en la naturaleza o en materiales procedentes de cantera. Aplicamos criterios de ecodiseño, confrontando los objetivos de sostenibilidad con los requisitos técnicos necesarios para garantizar un resultado fiable y duradero.

 

Servicio integral, acompañar desde la idea hasta la ejecución final…

Efectivamente, completamos el círculo: como hemos dicho antes partimos de una fase de conceptualización y generación de ideas, y una vez ordenadas diseñamos un plan para su desarrollo, que incluye abordar los estudios requeridos y necesarios en cada caso y transformarlas en proyectos constructivos que, finalmente, se ejecutan en muchos casos bajo nuestra dirección o asistencia técnica.

 

Para llevar a cabo todo ese trabajo hacen falta muchas personas, de perfiles muy distintos.

La complejidad de los proyectos en Ciudad y Territorio requiere de una importante variedad de perfiles técnicos, conocimientos y dominios, sí. En KREAN contamos con ingenieros de caminos arquitectos urbanistas, paisajistas, arquitectos medioambientales, topógrafos… Esa suma es nuestro principal valor, nuestro equipo de personas, convencidos de que cuantos más puntos de vista sume una idea, mayor garantía de éxito tendrá.

 

Es un trabajo muy creativo.

Proponemos siempre un equilibrio entre la parte creativa y la parte constructiva. Creamos espacios y entornos que suponen un gran esfuerzo económico para la ciudadanía, y necesariamente debemos responder con soluciones consistentes, fiables y con sentido de la responsabilidad. Nuestro objetivo es que cuando un ciudadano o ciudadana llegue a un espacio en el que hemos trabajado, bien sea un parque o una infraestructura para el agua, piense: “oye, esto está bien hecho”.

 

Ideas buenas son las que funcionan, las que son útiles.

Y las que son duraderas. La resiliencia, una palabra que se ha puesto muy de moda con la pandemia, es muy importante. Toda solución sostenible debe durar en el tiempo, cuanto más largo sea su ciclo de vida, mejor.

 

¿Cómo afecta la preocupación por el cambio climático al trabajo que se hace desde Ciudad y Territorio?

La emergencia climática es una realidad. En KREAN trabajamos, desde muy diversos ámbitos, para mitigar sus efectos y para adaptarnos a sus consecuencias. La Unión Europea está impulsando esas políticas, y todos debemos seguir esas directrices para intentar llegar a los objetivos que se han establecido frente al cambio climático. No lo podemos posponer, y no es un trabajo a corto plazo. Lo que hagamos hoy puede tener consecuencias dentro de 10 años

 

¿Están las ciudades tomando medidas para hacer frente a la emergencia climática?

Las ciudades van adaptándose a las circunstancias de cada momento, y sin duda ahora es el de las consecuencias del cambio climático y el de la transición energética. Personalmente entiendo que es fundamental que nos anticipemos lo antes posible a los probables escenarios que esta realidad nos esta planteando. Las medidas que estamos adoptando ahora van a dar resultados a largo plazo.

 

¿De qué soluciones concretas estamos hablando?

Hablamos de crear soluciones basadas en la naturaleza, de mitigar el efecto isla de calor en las ciudades, de tomar medidas de adaptación a la inundabilidad, como las que hemos puesto en marcha en el barrio de Martutene, en Donostia, de crear redes de transporte más sostenibles, como el bus eléctrico inteligente de Vitoria-Gasteiz, de diseñar planes de sostenibilidad, como el de la red de parques tecnológicos de Euskadi, o promover comunidades energéticas para la generación y autoconsumo de energía sostenible, como el proyecto Ekian. Necesariamente debemos pensar que en todos los proyectos que desarrollamos, aunque no ponga “cambio climático”, hay medidas que debemos incorporar para afrontarlo. Todos los días debemos avanzar en ese camino. 

 

¿La sostenibilidad nos obliga a transformar nuestra forma de pensar como sociedad?

Claro. Cuando hablamos del agua, por ejemplo, tenemos que pensar en cerrar el ciclo de agua. Cuando salí de la universidad, hace 20 años, ya padecíamos sequías pero no se hablaba de lo que ocurre con el agua que sale del grifo. Ahora somos conscientes de que hay que hacer recircular el agua. Pues lo mismo pasa con las ciudades y los territorios. Hay que hacer ciudades con más zonas verdes, con menos hormigón, permeabilizar los espacios, y generar por consiguiente más riqueza en el suelo. Los árboles colaboran en la eliminación del CO2. Es un círculo.

 

En definitiva, la sostenibilidad es una responsabilidad compartida, y en KREAN nos estamos comprometiendo con ella tanto en nuestros valores de empresa como en todos y cada uno de los proyectos que abordamos.

KREAN NEWS

KREAN NEWS

KREAN NEWS

KREAN firma el diseño, el proyecto de ejecución, la dirección de obra y la gestión de construcción de este nuevo centro de Mondragon Unibertsitatea en Ar

Ane Miren Martínez y Alberto Vázquez, de KREAN, dan soporte a la Fundación Leartibai en la jornada de reflexión sobre el “Plan Estratégico de Desarrollo Económico Comarcal”.

En una entrevista realizada por Maite Reizabal para EnpresaBIDEA, Patricia Aja, Arquitecta y Directora de Proyectos en KREAN, reflexiona sobre el impulso

Compartir